Sifón de crema batida: lo que le falta a tu cafetería

creaciones con sifón de crema batida

Para todos aquellos dentro del mundo de la cafetería y los baristas experimentados, no se les hará un tema desconocido: El sifón de crema batida, es el instrumento que facilita la producción de mousse o crema batida, mismo que se emplea en una gran variedad de bebidas y postres. Si no lo conoces o si lo conoces y aún no lo has probado…¡este artículo es para ti!

ÍNDICE

¿Qué es el sifón de crema batida? y…¿Cómo funciona?

Comenzaremos por presentarlo a quienes no lo conocen: El sifón de crema batida es un aparato de cocina que sirve para convertir cualquier líquido en mousse.

café con sifón de cocina

El funcionamiento de este aparato es algo sencillo, ya que, básicamente el sifón de cocina sólo cuenta con un vaso que contiene la mezcla y un cabezal en el que se pone por un lado la boquilla que se usa para decorar. Estas suelen venderse en paquete con varias boquillas para distintos efectos. La otra parte importante de este instrumento es el portacápsulas, que aporta la carga de nitrógeno al sifón.

El sifón de cocina es un instrumento relativamente nuevo. Fue Ferrá Adriá, hace 20 años, quien lo inventó y lo patentó, creando una nueva etapa de la cocina molecular. Gracias a este instrumento y su creador se comenzaron a elaborar espumas de diferentes sabores en frío y en caliente, y así fue posible conseguir texturas más esponjosas que han alcanzado a la cocina gourmet en sus distintos platillos.

Volver al índice ↑

Partes de un sifón de cocina

partes de sifón de crema batida

Como podrás ver, las partes del sifón no son muchas y tampoco son complicadas: el vaso, el cabezal y el espacio para las cápsulas. La gran pregunta ahora es… ¿Cómo puedo usarlo?

Volver al índice ↑

Proceso de funcionamiento

El funcionamiento de este instrumento de cocina es muy simple: Comenzaremos hablando del llenado del vaso.

vertiendo líquido en el sifón

Y aunque este parezca un punto demasiado sencillo, a la hora de utilizarlo debes tener cuidado colocando la mezcla perfectamente colada, ya que de lo contrario, los ingredientes pueden obstruir el sifón y causar un accidente. Tiene que llenarse el 80% del volumen y cerrarse muy bien.

Lo siguiente es colocar la cápsula de N2O en el depósito para cargas y enroscar hasta que el gas se haya introducido por completo. Posteriormente, procede a enroscar la boquilla elegida, siempre dependiendo de tus necesidades.

Una vez finalizado este proceso, agita el sifón de arriba hacia abajo y empieza a utilizarlo (!). Se debe usar boca abajo en vertical (ángulo de 90°) y presionar la palanca suavemente hasta que comience a salir la espuma en una consistencia adecuada.

¡Verás que es muy sencillo utilizarlo; y definitivamente dará otra presentación y sabor a tus creaciones!

Volver al índice ↑

Ventajas del sifón de crema batida

Se mencionó anteriormente que este instrumento ha revolucionado al mundo de la cocina molecular; y es que este aparato ha permitido a los grandes chefs del mundo implementar una opción deliciosa, ligera y atractiva a los platillos, bebidas y postres que están preparando.

Algunas ventajas del sifón de cocina son:

  • Facilidad de uso.
  • Permite las opciones de espuma fría y caliente: Para espumas frías, se debe colocar el sifón en el refrigerador. ¡Nunca en el congelador! Mientras que para espumas calientes, se recomienda ponerlo a baño maría unos minutos antes de servir.
  • Al contar con distintos tipos de boquillas, permite creatividad a la hora de emplearlo, ya que puedes jugar con las distintas espumas en tus diversas creaciones. ¡Experimenta!
  • Otro punto bueno de los sifones de cocina es que, al utilizar el
    N2O, se evita que debas incluir otros ingredientes para conseguir la espuma, lo cual da como resultado una espuma muchísimo más parecida a un mousse, es decir, de consistencia más ligera. ¡Más sabor con menos calorías!
  • Puedes preparar diferentes tipos de espuma (ideal para mousse, cremas, salsas, bebidas y cocteles) ¡Una espuma para cada cosa!
sifones

Volver al índice ↑

Diferentes espumas…

Una de las ventajas más grandes es que podemos obtener espumas diferentes con solo cambiar la boquilla (!). Las espumas frías son usualmente utilizadas en aperitivos, cocteles y repostería, mientras que las calientes se emplean para platos principales y a veces para postres.

Las espumas más utilizadas son las siguientes:

  • Espumas con base de gelatina: Siempre son en frío, por lo que no se deben superar los 85° y contienen un menor contenido calórico. Son de textura un poco más porosa que el mousse. No modifica el color ni sabor de nuestros ingredientes y la textura es ligera y suave al paladar.
  • Espumas con base grasa: Siempre en frío y se asemejan más al mousse. El componente principal suele ser nata o yemas de huevo. No es necesario agitar el sifón demasiado tiempo.
  • Espumas con clara de huevo: Pueden presentarse en frío tanto como en caliente. Es importante mantener las mezclas por debajo de los 62° y no calentarlas más de una vez.
  • Espumas con fécula: Siempre en caliente, ya que las féculas soportan temperaturas entre 62° y 80° y se deberán calentar solo una vez. En postres la textura es parecida a la creme brulee. Es utilizada principalmente en platillos principales.

Volver al índice ↑

 

Recomendaciones

Como lo hemos visto a lo largo de este artículo, el sifón de crema batida se ha vuelto indispensable para todo chef que aspire a la perfección. ¡Aquí te damos algunas recomendaciones para su uso y su cuidado!

  • Una de las mayores recomendaciones es mezclar a la perfección los ingredientes antes de colocarlos dentro del vaso, ya que se han registrado accidentes por este motivo.
  • Algunas mezclas pueden resultar excesivamente pesadas, por lo que deberás rebajarlas para poder lograr el efecto mousse. Algunos ejemplos de esto son: demasiada azúcar o demasiado alcohol, los cuales habrá que rebajar con zumos o almíbar.
  • Considera el volumen del líquido: Todos los sifones vienen marcados con una línea exterior de capacidad que no debemos sobrepasar porque de lo contrario no habría lugar para el gas y no podría salir la espuma.
  • Para limpiar el sifón acciona la válvula apuntando al fregadero y desecha lo que quede en el interior hasta que no escuches más el gas saliente. Después suelta el cabezal y limpia muy bien las partes del sifón.

No esperes más tiempo para divertirte e innovar el sabor y la apariencia de tus platillos favoritos. Si aún no tienes el tuyo… ¡Aquí te dejamos el sitio en donde podrás adquirir el sifón de cocina que estás buscando! Y date una vuelta por nuestra tienda online de productos para barista para ver qué otras necesitas para hacer un buen café.

También podemos recomendarte algunos de nuestros cursos especiales para baristas, donde aprenderás cómo usar una máquina de café, qué insumos son los que necesitas y hasta cómo iniciar tu negocio de café.

Y si quieres más informes de las capacitaciones puedes llamar al 222 232 67 95 o mandar un mensaje vía Whatsapp al 55 68 81 73 81.

¡Aprende más sobre los insumos y utensilios para cafetería!

Dale un vistazo a estos otros artículos, seguro te interesarán:

 

Molinos de café: lo que debes saber para el molido perfecto

Café de especialidad: Bebidas moleculares de café

Test de barista: Solo los buenos conocen estos utensilios

 

Volver al índice ↑

@emcebar

Add your comment